Skip to content

10 de octubre, 2011

Acéptalo, el día tiene 24 horas

Lista de acciones

Desde hace unos meses tengo el blog abandonado. Desde antes de vacaciones mi lista de cosas para hacer se han multiplicado y cada día tiene más tareas. Hace algún tiempo me hubiera hundido, habría caído en el típico “¡No tengo tiempo!” o “¡Si los días tuvieran más de 24 horas!” y el estrés me habría bloqueado. Lo aprendido sobre productividad personal en los últimos años me ha ayudado a encarar la situación de una forma diferente, a buscar soluciones.

Cuando la lista de cosas por hacer te supera lo normal es bloquearse. Intentas empezar muchas cosas a la vez, para avanzar pero es como nadar contracorriente: por más brazadas que des siempre estás en el mismo sitio pero con menos fuerzas. Si te vuelves a encontrar esta situación dale un vistazo a la lista de consejos que encontrarás a continuación. A mí me ha ayudado a centrarme y a avanzar.

  • Acéptalo, el día tiene 24 horas. ¿Qué pasaría si los días tuvieran más de 24 horas? ¡Nada! Las cosas seguirían igual porque lo que realmente pasa es que nos engañamos a nosotros mismo. No nos falta tiempo, lo que nos falta es ser sinceros con nosotros mismo y con nuestras prioridades.
    Tú eres el responsable distribuirte el tiempo que tienes entre las tareas que tienes que hacer. Sólo intenta que al final del día, antes de ir a dormir, puedas descansar tranquilo pensando que hiciste todo lo que pudiste, todo lo que para ti era importante, prioritario.
  • Revisa tu día a día, busca fugas de tiempo y aprovéchalas. Cuando se te acumulan las tareas para hacer una de las primeras cosas que se te pasan por la cabeza es que estas perdiendo el tiempo en algún momento del día. Para responderme a esta duda hice un ejercicio que os recomiendo encarecidamente: Me hice un horario con todo lo que hacías durante un día, necesitaba encontrar la fuga de tiempo, ver si realmente en cada momento estaba haciendo lo que quería y realmente era importante.
    Es posible que después de apuntar todas las tareas que haces diariamente no encuentres ninguna fuga de tiempo, es lo que me pasó a mí pero me ayudó a ver que la hora de comer que tengo en el trabajo puede ayudarme a matar algunas tareas de mi lista como por ejemplo ir al banco, responder correos personales, ir al supermercado y comprar la cena.
  • Simplifica, céntrate en lo importante. Si ya has aceptado que el día tiene 24 horas y además tienes un horario con todo lo que haces durante el día, seguramente habrás llegado a la conclusión que hay muchas cosas que no vas a poder hacer. Elimínalas de tu lista y de tu cabeza. Si hay alguien esperando que lo hagas, dile que no, que no lo puedes hacer. Mientras antes se lo digas más posibilidades tendrá esa persona de aceptarlo y adaptarse a la nueva situación.
    Céntrate en lo que es realmente importante para ti.
  • Si eliges hacer una tarea en concreto, también eliges no hacer las otras tareas
    Jeroen Sangers

  • GTD no te va a llevar a tu destino pero te ayudará a ver el camino con más claridad. Ni GTD, ni Autofocus, ninguno de los métodos sobre los que has leído te va a salvar, ninguno va a hacer las cosas por ti pero si que te van a ayudar a llevar a buen puerto las tareas que te quedan en la lista. En estos momentos de estrés, en vez de liarme la manta a la cabeza, me paré, me centré y repasé como estaba aplicando GTD en ese momento. Descubrí que el agobio estaba minando mi forma de trabajar así que volví a empezar desde cero. Empecé a vaciar mi mente y recopilar todo lo que pasaba en mi evernote. Paso a paso y tranquilamente.

A mi estos consejos me han sido de mucha ayuda para poder centrarme y no poder avanzar seguro y sin estrés. Estoy más tranquilo, he quitado de mi lista tareas que no eran de vital importancia y vuelvo a tener todo bajo control. Mi lista de próximas acciones contiene lo que realmente puedo hacer.
Uno de los grandes beneficiados con mi vuelta a la normalidad va a ser mi blog ya que podré volver a dedicar un tiempo a la semana para escribir en simplicidad extrema.

¿Y tú? ¿Consigues mantener el control en momentos en los que la acumulación de trabajo te supera? ¡Comparte tus secretos!

Imagen cortesía de Mitchell Bartlett con licencia Creative Commons.

  1. oct 10 2011

    Magnífica aportación a los Timeless, es como una enfermedad contagiosa, pues aunque abandoné el ser un sin tiempo siguen crispándome el observarles como se agobian y enferman sin solucionar nada…
    Como complemento a tu magnífica aportación te pongo mi enlace de mi propia reflexión al tema vivida (mejor dicho: observada) en la vida real y cercana a mí: http://tribunaavalon.blogspot.com/2011/02/timeless-los-sin-tiempo.html

    Un cordial saludo
    Avalon

    Responder
    • oct 10 2011

      ¡Gracias por el comentario Avalon!

      He leído tu artículo y veo que estamos en sintonía. Las personas tenemos una tendencia obsesiva en llenar todas las horas de nuestra vida haciendo “cosas”. Imagino que para muchos es más fácil que los demás les vivan la vida que vivirla ellos mismos.

      Saludos,

      Jordi.

      Responder
  2. Mi estimado Jordy,

    No sabes qué gusto me da tu regreso, en verdad se extraña tu Simplicidad Extrema, y me siento contento por ti por haber “reseteado” el sistema completo.

    Sabes que aquí seguimos apoyando este tipo de trabajos y siempre mostrando lo mejor que tienen los demás.

    Saludos y ¡Bienvenido de vuelta!

    Omar

    Responder
    • oct 10 2011

      ¡Gracias por el recibimiento Omar!

      La verdad es que por muy bien cimentado que tengas tu sistema y por mucho control que tengas sobre tu entorno de vez en cuando te llega avalancha y te genera tal trastorno que necesitas un tiempo para absorberlo y volver a organizarte.

      Espero estar aquí al pie del cañon mucho tiempo!

      Responder
  3. Tres consejos extremadamente simples pero muy ciertos. Excelente Jordi. Yo a GTD lo comparo con un coche, te da libertad para ir a donde tú quieras, pero no te dice a dónde ir.

    Responder
  4. oct 23 2011

    Cuando las cosas se ponen realmente “pesadas” y hay muchas cosas “importantes que hacer” ahi es donde se ve la eficacia de tu manera de priorizar. Cuando tienes que elegir entre dos cosas que en otras cirscuntancias hubieras considerado imposibles de dejar sin hacer. Tomar un curso de acción implicará entonces necesariamente dejar de lado aunque sea temporalmente el otro, y vivir con ello. Es una cuestión de madurez y de capacidad para tomar decisiones.

    Buena nota.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Ultima Nota: ¿Agenda Electronica, en papel o ambas?
    (http://bit.ly/oWFGpU)

    Responder
  5. feb 14 2012

    Buen artículo, me sentí reflejado en algunos casos. Yo incluso procrastinaba un poco, no sé si por miedo, por pereza, por rutina… o posiblemente porque cogía los problemas enteros y me saturaba, en lugar de dividirlos.
    El problema fue detectar todo esto, porque no es fácil darse cuenta desde dentro. En mi caso, un amigo me recomendó un programa que utilizaba él. Se llama Workmeter y mide la productividad cuando trabajas con ordenador en base a las aplicaciones que utilizas, el tiempo que las utilizas y las tareas que tienes.
    El programa crea un mapa de productividad, y ahí pude ver cómo perdía el tiempo, me escaqueaba de las tareas que no me gustaban, y cómo me concentraba y trabajaba mejor con las que me gustaban (es normal, pero hay que trabajar con todas).
    A partir de ahí pude empezar a cambiar mi manera de trabajar y aplicar algunos sistemas de GDT, listas, etc.

    Responder
  6. feb 22 2013

    Magnífica entrada. Estas situaciones las hemos vivido en más de una ocasión, la verdad. Hay que aceptar que siempre tendemos a llenar el tiempo, como si fuera la cisterna del water. El día que muramos, la bandeja de entrada siempre estará llena, aunque te esfuerces cada día en liquidar la mayor cantidad de tareas posible. Siempre surge algo. Basta con que despaches una tarea, para otras ocupen su lugar. Lo importante es saber que el día tiene 24 horas, que cada tarea requiere su tiempo, y que el único reto a cumplir es hacer lo máximo y lo mejor posible en el unico tiempo que tienes.

    Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Comparte tus pensamientos, escribe un comentario.

(required)
(required)

Nota: HTML permitido. Tu email nunca será publicado.

Subscribirse a los comentarios