Skip to content

Archivada por diciembre 2010

31
dic

Propósitos de año nuevo

Como no podía ser de otra forma la última entrada del Año se la voy a dedicar a los propósitos para el próximo año.
Seguramente ya habrás leído Haz las paces con el pasado y estarás en paz contigo, ya sabes Sin vergüenza ni culpa. Ahora es el momento de empezar a pensar en el futuro, de hacer la carta a los reyes magos, de pensar en tus metas para el año que se avecina.

El 2010 ha sido un buen año para mi, ha nacido mi primera hija y nos hemos tenido que adaptar a una nueva vida. He tenido que reorganizar mi tiempo, deshacerme de muchísimas cosas que no necesitaba y he empezado a centrarme en lo importante. Los que tenéis hijos ya sabreis que quiero decir y los que no ya os enterareis :-) . Seguramente de todo esto que me ha entrado con el minimalismo tendré que agradecerselo algún día a mi hija Ariadna.

La idea inicial de este artículo era explicar que para que tus metas del próximo año se cumplan deben ser objetivos medibles, cuantificables, pero eso ya lo ha hecho Omar en Establece Metas de Año Nuevo en Análisis Realista y me gustó su manera de expresarlo así que dejo esta parte en sus manos.
También quería explicar que cuidado con confundir un propósito de año nuevo, algo abstracto y más parecido a un deseo, con un objetivo claro y conciso por que nos podemos encontrar igual que ahora pero un año más viejos pero eso lo ha explicado Jero en Los propósitos no son objetivos y estoy totalmente de acuerdo con él.

Yo este año no tengo objetivos para el próximo año, me daba vergüenza decirlo porque está todo el mundo con esos megaplanes para hacerse millonarios y ser tan guapos como Brad Pitt que la verdad que me daba un poco de corte decir que yo no tengo ningún objetivo concreto pero después de leer Robert y su Un único propósito para 2011 parece que tampoco es tan raro. Mi propósito para el próximo año es seguir simplificando mi vida, seguir el camino que he empezado a caminar estos últimos meses, poco a poco, viendo el paisaje y disfrutando del camino, ya se que no es demasiado concreto pero es que implica tantas cosas que aun estoy haciendo la lista :-P

Será un camino difícil, con muchas piedras pero no tengo prisa lo importante es llegar. La idea es llegar estableciendo hábitos en mi vida que me permitan poco a poco llevar una vida más simple y saludable. Estos serán en todos los ámbitos:

  • Comer más sano
  • Ejercicio físico
  • Organización personal
  • Ejercicio físico

Mi idea es ir adquiriéndolos poco a poco, uno al mes y ir publicando entradas breves explicando los hábitos para que pueda servir de ayuda a otros que estén pasando por lo mismo. Establecer hábitos me permitirá conseguir mis propósitos de una forma natural y sin agobios.

¡Allá vamos!

Imagen cortesía de JohnONolan con licencia Creative Commons.

29
dic

4 pasos para aprende a ir con la corriente

4 pasos para aprende a ir con la corriente

Seguramente muchos de los que me leéis sois como yo: personas tranquilas. Cuando tengo cosas que hacer, muchas cosas que hacer, me gusta planificarme el tiempo y ver el orden de ejecución de mis tareas pendientes, me gusta crearme mi hoja de ruta e ir tachando tareas acabadas. Es genial la sensación de ir cerrando temas abierto, en mi caso suelen llevar mucho tiempo en el fondo del cajón. Como diría Hannibal del Equipo A Me encanta que los planes salgan bien pero ¿qué pasa cuando las cosas se tuercen? ¿Qué sucede cuando aparecen imprevistos? Pues sucede que dejamos de ser personas tranquilas y nos ponemos nerviosos, nos aparece el mal carácter y hacemos que todos los que están a nuestro alrededor nos miren como bichos raros ¿Os suena la historia?

La vida es una serie de cambios espontáneos y naturales. No te resistas a ellos – eso sólo crea pesar. Deja que la realidad sea realidad. Deja que las cosas fluyan naturalmente hacia adelante como prefieran.
Lao Tzu

Leyendo el libro Focus de Leo Babauta (la traducción realizada por Homo Minimus) hay un capítulo dedicado a Yendo con la corriente donde te explica que la vida es algo que se escapa a nuestro control y debemos sobrellevarlo y saber adaptarnos. Leo nos da 9 pasos a seguir para conseguir ir con la corriente. Yo los resumo en los 4 siguientes:

  1. Tú no eres dios, hay millones de cosas que se escapan a nuestro control, dependemos de otras personas, eventos, circunstancias que no podemos dominar y que harán que las cosas no siempre salgan como esperamos.
  2. Sin vergüenza ni culpa, como explicaba en mi anterior artículo lo hecho, hecho está y no lo vas a cambiar así que no pierdas ni un minuto con remordimientos, olvídate del típico Si yo hubiera estado allí, Si hubiera hecho, ... Acéptalo, las cosas están como están, se han repartido nuevas cartas y tenemos que jugarlas.
  3. Respira hondo varias veces, a mi me ayuda a calmarme y me da unos segundos para coger fuerzas y volver a tomar el control. Párate y aprovecha este tiempo para replantearte la situación, ahora ya no estamos igual que antes y necesitaremos hacer cambios a nuestros planes iniciales.
  4. Busca la parte positiva no todos los cambios tiene que ser negativos, ¿Has perdido el tren y llegarás tarde a tu cita? ¡Igual en el próximo conoces a tu media naranja! Recuerda cuando se cierra una puerta, se abre otra

¿Y vosotros tenéis alguna forma de gestionar los impedimentos que os aparecen en el día a día?

Imagen cortesía de Stuck in Customs con licencia Creative Commons.

21
dic

Haz las paces con el pasado

Hacer las paces con el pasado

Se acerca el principio de un nuevo año y es el momento de fijarse nuevos propósitos, nos empezamos a proponer nuevos objetivos, nuevos hábitos ¡Genial! .. Pero ¿Cómo ha ido este año? ¿has conseguido hacer lo que te propusiste este año 2010? ¿no lo conseguiste? ¿Te sientes culpable? ¿Tienes remordimientos? Yo te propongo que antes de empezar con nuevas metas hagas las paces con el pasado.

He pasado media vida intentado encontrar frases que justificaran lo hecho en mi otra mitad

Carlos Goñi en No va más

Haz el siguiente ejercicio: Abre tu editor de textos favorito y apunta los propósitos que tenías para este año ¿Los has logrado? ¿No? ¿Por qué? ¿Qué te ha impedido conseguirlo?
Se sincero, esto no es un ejercicio de autocrítica igual no los has conseguido por qué no eran realmente cosas que desearas o no eran objetivos plausibles. Sólo tú sabes las razones. El objetivo es ser consciente de tu situación y así poder empezar el año con energía nueva habiendo hecho las paces con el pasado.

Sin vergüenza ni culpa

Hace tiempo que tengo el libro La bolsa o la vida, de Joe Dominguez y Vicki Robin, es un libro de finanzas personales y ofrece un programa a seguir para que lograr la independencia financiera. El primer paso de su programa es Hacer las paces con el pasado, su objetivo es saber cómo estamos, hacer un análisis de la situación actual para tomar conciencia. Su mantra es Sin vergüenza ni culpa.

Lo que has hecho no lo vas a cambiar así que supéralo y sigue adelante, intenta ser mejor en el futuro ya sabes en lo que ha fallado así que intenta enfocar los objetivos y como dijo Albert Einstein:

Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados.

Si has sido un comprador compulsivo y te has endeudado ahora sólo te queda pagar tus deudas y controlar tu gasto este año, si no has perdido el peso deseado se consciente y cambia tus hábitos, etc.

Hay un pasado que se fue para siempre pero hay un futuro que todavía es nuestro

F.W. Robertson

Imagen cortesía de clspeace con licencia Creative Commons.

14
dic

Deshazte de lo que no necesitas en 2 pasos

Deshazte de lo que no necesitas en 2 pasos

Hace casi un año tuve que vaciar la habitación que utilizaba de “despacho” (.. sala de juegos ..) iba a nacer mi hija y necesitaba ese espacio. Mi primera reacción fue: ¡Imposible! ¿Donde voy a meter todas mis cosas?
La habitación utilizaba de despacho, tenía mi escritorio con el ordenador de sobremesa, mis bobinas de CDs, objetos de recuerdo de viajes que había hecho o me habían regalado y una estantería repleta de libros.

El poder de “Mis cosas”

¿Por qué le tenemos tanto apego a las cosas? ¿Por qué ese afán de tener posesiones? Me costaba deshacerme de libros que había comprado hace años, los había leído y nunca más los tocaría pero era mios. Hablando con mi hermana le explicaba que no sabía que hacer con mis libros y su respuesta fue bien simple: Alquila un trastero.
¡Genial! A las cosas que no quiero y que no voy a querer en un futuro les compro un piso, esta es la sociedad de consumo en la que estamos.

La primera pequeña decisión que tienes que tomar es entender cuanto te cuesta tener todas esas cosas.

Everett Bogue en The Art of Being Minimalist. Traducido por Valentina de ValeDeOro

Liberación

Después de mentalizarme durante algunos días regalé el escritorio y el ordenador, hace tiempo que utilizaba solamente el portátil (hasta ese momento no era consciente), y las bobinas de CD con música y películas así como los objetos de recuerdo los llevé a un punto verde a reciclar (hacía meses que no las tocaba).
Los libros los acabé regalando, me costó pero entendí que yo ya lo había leído, disfrutado y que no me iban a aportar nada más. Espero que mis amigos los hayan leído y los hayan regalado a su vez a otras personas.

La habitación vacía, sin libros, estantería, escritorio, completamente vacía me hizo sentir bien ¡Lo había conseguido! Es una sensación genial ya que sabes que has hecho lo correcto que te has desecho de cosas que no necesitabas. En definitiva ¡No era para tanto!

¿Lo intentas?
¿Quieres sentirte liberado? Inténtalo es sencillo, sigue los pasos que Everett Bogue explica en su libro The Art of Being Minimalist y haz lo siguiente:

  1. Escoge una superficie y límpiala: La mesa de la TV, tu escritorio, etc.
  2. Coge el primer objeto que quieres del lugar escogido y pregúntate ¿Realmente lo necesito?.
    Si responde “Si” coloca el objeto en el lugar donde debería estar (en la estantería, en un cajón, etc.) … Si te cuesta encontrar su lugar igual te has engañado respondiendo, ¿no?
    Si respondes “No” deshazte de él, véndelo en eBay, regálalo, dónalo, o simplemente tíralo pero quítalo de tu vista.

Es un proceso difícil, tenemos mucho apego a las cosas materiales y es complicado pero más duro que deshacerse de lo innecesario y es no comprar.

Imagen cortesía de colinjcampbell con licencia Creative Commons.

8
dic

5 consejos para comprar tus regalos de Navidad

Regalos de navidad

Ha llegado el mes de diciembre, ¡La navidad se acerca!. Son fechas entrañables en las que nos encontramos con la familia, buenos momentos… Momentos felices.
La navidad es también una época en la cual hacemos regalos a nuestras personas queridas y también los recibimos ¿Recuerdas que te regalaron el año pasado? ¿Aún lo tienes guardado en el cajón?

Este año más que nunca debemos intentar acertar con los regalos que hacemos y esperar lo mismo con los que nos hacen, en tiempos de crisis es una lástima desperdiciar nuestros recursos en objetos o utensilios de dudosa utilidad.
Si quieres evitarlo intenta seguir los siguientes consejos:

  1. Calcula el presupuesto del que dispones gastarte en regalos de Navidad. Se sincero contigo mismo y ten en cuenta tu situación actual. Mira tú estado de cuentas y decide cuanto te vas a gastar en total para todos. Escríbela en una hoja en grande, con esa cifra en mente te será mucho más fácil todo el proceso.
  2. Haz la lista de las personas a la que les vas a hacer un regalo. Escribe el nombre de todas las personas a las que les tienes que hacer un regalo y al lado un número: Los Euros que piensas gastarte en su regalo. Al final la suma de todos los importes tiene que ser la cifra de tu presupuesto. Ten claro cuánto te vas a gastar por persona antes de empezar a comprar de esta forma te podrás comenzar a mentalizar y evitarás la posibilidad de gastarte todo tu presupuesto en 2 regalos y dejar a los demás sin nada.
  3. El regalo no és para ti es para otra persona así que piensa un poco, investiga sobre sus gustos. Es posible que te sorprendas y eso que pensabas que sería ideal no lo sea… con lo que a ti te gusta y lo bien que te quedaría… y realmente haya cosas que le hagan más ilusión. Si a tu padre le gusta el bricolaje regálale esa pequeña herramienta que siempre mira en la tienda y no una corbata que nunca utilizará.
  4. Piensa regalos útiles, cosas que no haya que guardar en el fondo del armario como ese jersey que te regalaron hace dos navidades, o aquella lámpara de lava roja. Yo tengo una regla sencilla: Si no tengo claro que lo que he escogido es del agrado del receptor me decanto por algo que pueda compartir y disfrutar. ¿No os gustaría que os regalaran un fin de semana en una casa rural mejor que un abrigo o un día en Caldea que una camisa hawaiana?
  5. Y por último ¿Qué quieres que te regalen? Yo lo tengo claro: Haz tu Wish List con los regalos que te gustaría recibir, aquellas cosas que tu por la razón que sea nunca te compras y de verdad quieres o necesitas. Yo tengo un documento en mi Google Docs donde voy apuntando cosas como por ejemplo: una memoria USB, libros que no están en formato digital, una cuenta de Spotify Premium. No incluyas cosas que realmente no necesitas y que lo único que van a hacer es ocuparte espacio y tiempo. Se directo y claro y comparte esta lista con tu familia y seguro que les ahorras tiempo y dinero.

Para el final he dejado el punto más importante… Incluye siempre el ticket regalo:-P, por mucho que queramos nunca vamos a acertar al 100×100.

¿Qué os parece? ¿Seguís algún método para agilizar vuestras compras navideñas?

Imagen cortesía de allerleirau con licencia Creative Commons.